Inconstitucionalidad del límite en el reparto de las utilidades a los trabajadores

El  21 de marzo la Corte Constitucional declaro la inconstitucionalidad del techo al reparto de las utilidades de los trabajadores (24 salarios básicos unificados). La Corte además dispuso que dicho límite al reparto de las utilidades, no podrá ser invocado para la determinación y pago de las utilidades correspondientes al período fiscal del 2017.

En tal virtud, tal como era antes de que se fijara el referido límite en la Ley de Justicia Laboral, el 15% de las utilidades correspondientes al pasado ejercicio económico del 2017, se deberán repartir, en su totalidad, a los trabajadores.

Ministerio de Trabajo concede prorroga para el registro de contratos de trabajo en el SUT

El Ministerio de Trabajo ha concedido una prórroga de 30 días adicionales (hasta el 10 de diciembre del 2017), para realizar el registro obligatorio de los datos de todas sus personas trabajadoras activas, incluyendo, de ser el caso la calidad de personas trabajadoras sustitutas o con discapacidad que se encuentra dentro del porcentaje de inclusión laboral. Este registro deberá realizarce en el Sistema Único de Trabajo -SUT-

En caso de incumplimiento de este plazo, el Ministerio podrá imponer una multa de hasta USD $200 por cada trabajador que no haya sido registrado.

Nueva causal de visto bueno: el acoso laboral

La Asamblea Nacional ha aprobado la Ley para Prevenir el Acoso Laboral (R.O.S. 116 del 9 de noviembre del 2017).  Dicha Ley define al acoso como todo comportamiento atentatorio a la dignidad humana que se ejerza de forma reiterada en el lugar de trabajo o en cualquier momento en contra de una de las partes de la relación laboral (lo cual incluye la posibilidad de que exista el acoso al empleador) o entre trabajadores.

La reforma incorpora la obligación de los empleadores de implementar programas de capacitación y políticas orientadas a identificar las distintas modalidades de acoso laboral.

Se establece la prohibición al empleador de cometer actos de acoso laboral  o su autorización ya sea por acción u omisión.  La misma prohibición se establece para los trabajadores en contra de otros trabajadores, del empleador, de un superior jerárquico o hacia una persona subordinada en la empresa.

El acoso cometido por un trabajador se convierte en causal de terminación de la relación laboral previa obtención del respectivo visto bueno por parte del empleador, pero siempre que, previo a la solicitud del visto bueno, se abra una conciliación presidida por la autoridad laboral (deberá normarse, posteriormente, este procedimiento de conciliación en casos de acoso laboral).

Asimismo, el acoso se convierte en causal para que el trabajador solicite visto bueno contra el empleador para dar por terminado su contrato de trabajo.  La diferencia en este caso es que la etapa de conciliación se abre luego de presentada la solicitud de visto bueno.

 

 

Trabajadores Sustitutos (de personas con discapacidad)

La obligación que tienen los empleadores de contratar a personas con discapacidad (Art. 42.33 del Código del Trabajo), puede ser reemplazada con la contratación de trabajadores sustitutos  (Art. 48 de la Ley de Discapacidades).

El Ministerio de Trabajo ha expedido un Reglamento en el que se definen tres clases de trabajadores sustitutos:

  1. Trabajadores sustitutos: Son los parientes hasta el 4to grado de consanguinidad y segundo de afinidad, cónyuge, pareja en unión de hecho de una persona con discapacidad severa (75% de discapacidad).
  2. Trabajadores sustitutos por solidaridad humana: Son quienes sin ser parientes se hacen cargo de la manutención de una persona con discapacidad severa (75% de discapacidad).
  3. Encargados de la manutención: Son quienes, siendo parientes o no, se hacen cargo de la manutención de una persona con discapacidad no severa (entre el 30 y el 74.9% de discapacidad).

Las personas antes indicadas deben calificarse previamente como trabajadores sustitutos ante el Ministerio de Inclusión Económica y Social (según este instructivo) para que el empleador pueda beneficiarse de la inclusión laboral.

Una vez calificado como trabajador sustituto, la persona deberá presentar a su empleador los documentos señalados en el Reglamento del Ministerio del Trabajo y luego el empleador está obligado a registrarlo como tal en el Sistema de Administración Integral de Trabajo y Empleo -SAITE-.  El incumplimiento de esta obligación es sancionado con USD $200,00 por cada trabajador sustituto que no se registre.

depositphotos_4600618_original.jpg